Uvas Tropicales

Promueven la viticultura en Puerto Rico

por Perla Sofía Curbelo Santiago

El cultivo de uvas a nivel artesanal ya es una realidad en Puerto Rico. Ahora es el momento de convertirlo en uno comercial. Para ello, es necesaria la educación y capacitación de más agricultores y agricultoras, así como el apoyo gubernamental, para llevarlo a cabo, según Nadja Zoé Vale, quien se ha unido a su padre, Jorge Vale Torres, para dar a conocer su Proyecto de Techo Verde.

El Proyecto ‘Techo Verde’ busca promover el cultivo comercial de las uvas de mesa en Puerto Rico. Foto Suministrada

Desde hace par de años, Vale Torres cultiva uvas de mesa en el techo de su residencia, ubicada entre Moca y Aguada. Hoy día, alrededor de 16 variedades de uvas ocupan un espacio de 1,200 pies cuadrados, produciendo hermosas uvas para consumo fresco. “Tenemos 64 plantas en el techo de la casa”, indicó Nadja. “Producimos con mucho éxito uvas rojas, amarillas, blancas, azules y negras, entre otras”, añadió.

 Por el momento, la familia Vale sólo vende las plantas en los mercados agrícolas de la zona oeste y ofrece algunos recorridos por su pequeño viñedo de techo, pero ya están listos para comercializar su operación por lo que ya comenzaron conversaciones con algunos ejecutivos municipales, como el Alcalde de Isabela, así como con entidades agrícolas como el Servicio de Extensión Agrícola. Los Vale, quienes utilizan métodos libres de químicos, esperan que el Departamento de Agricultura vea y analice el potencial, utilizándolos a ellos como un ejemplo exitoso, para el repunte del movimiento del cultivo de uvas en el trópico, el cual desde hace varias décadas (1960’s) se viene realizando en la isla.

La familia Vale, residentes de la zona oeste de Puerto Rico, ha probado 16 variedades de uvas: blancas, negras, azules, rojas, entre otras. Foto suministrada

En declaraciones escritas, Vale Torres explica que su intención es introducir una nueva y prometedora forma de cultivo de uva orientada hacia una producción tropical controlada de uva. “Me apoyo en una industria comercial desarrollada, en la cual se destaca la uva como fruta fresca y la industria del vino artesanal. Como resultado final se obtiene un producto cultivado y hecho 100% en Puerto Rico”. Además, “me interesa el fomentar el cultivo de la uva hacia grandes perspectivas socioeconómicas. Mi visión es expandir “El Proyecto de Techo Verde” para crear microempresas enfocadas en el desarrollo y manejo a capacidad de comercialización en el cultivo de uvas en condiciones tropicales resultado de un proceso condicionado”, resaltó el agricultor.

Además del consumo de la fruta fresca, la uva tiene una amplia tradición de procesamiento. Dependiendo de la variedad, se utiliza para el vino, el vinagre, las mermeladas y los néctares, entre otros usos.

Luego de una exitosa conferencia sobre su experiencia y resultados, según Vale Torres, se han desarrollado cuatro proyectos independientes que se suman a otros ya existentes en otras partes de la isla, como es el caso del viñedo de Bodegas Solé en Guánica, cuya producción está destinada a la elaboración de un vino artesanal.

Vale Torres destaca que una de las ventajas que tiene el país sobre este inusual cultivo es que podemos tener dos (2) ciclos productivos de uvas por año, mientras que países europeos solamente tienen uno. Asimismo, podríamos producir la fruta para la reducción de importaciones y hasta la exportación. Las uvas son una de las primeras cinco frutas de mayor consumo en los Estados Unidos.

Si le interesa más información sobre este Proyecto, puede comunicarse al 787.597.2132 ó 787.717.5759. También puede escribir a: uvaspr@gmail.com

About the author

Huertera, productora de contenidos, conferenciante sobre tendencias en la agricultura urbana. Directora de Agrochic™.