Huerto urbano en gomas deshechadas

Siembra de batata lila en mi patio
por Perla Sofía Curbelo-Santiago
Visitar jardines botánicos y jardines privados te permite experimentar y disfrutar de primera mano de la naturaleza. Asimismo, es estupenda fuente de inspiración para proyectos en nuestro propio jardín o huerto.
Precisamente, hace varios meses vi en el huerto del Jardín Botánico en Río Piedras (sede de la Estación Experimental Agrícola) cómo el amigo y agrónomo residente Luis Reynaldo Santiago utilizó neumáticos o gomas deshechadas para la siembra de hortalizas. Hace poco me mostró el resultado cuando cosechó algunos tubérculos, como la batata. Impresionante producción.

Fascinada con la idea me propuse hacer lo mismo. Aunque debo reconocer que entre una cosa y la otra, me tomó varios meses. No sólo es otra alternativa para la siembra en espacios urbanos y limitados, sino también que contribuye a reducir la contaminación ambiental. En Puerto Rico se acumulan anualmente más de 6 millones de toneladas de gomas usadas. Y aunque existe una ley (Ley #171 para el Manejo de Neumáticos) para el reciclaje de este material, sabemos que aún es un problema para nuestras comunidades. Las vemos acumuladas en basureros y hasta en muchos patios. Incluso  en nuestros autos ha viajado una goma inservible luego de utilizar la repuesta. La realidad es que si las gomas no se atienden adecuadamente, acumulan agua y se convierten en fuente de propagación de mosquitos, y por ende del dengue. 

Es importante que una vez consigas tus gomas para sembrar, utilízalas inmediatamente o simplemente almacénalas adecuadamente. Además de hortalizas, puedes sembrar ornamentales. La ventaja es que puedes usarlas una y otra vez. Si no te gusta su apariencia, puedes camuflarlas con pintura ecoamigable o construyendo un cajón o cerca a su alrededor. 

En mi caso, decidí sembrar batata lila, por lo que es necesario ofrecer profundidad para el desarrollo adecuado de esta hortaliza. Así que apilé  una goma sobre la otra. Ya me encuentro haciendo planes para mis futuros proyectos de siembra. 
Los pasos que seguí para sembrar mi batata lila:

Paso 1: Conseguí al menos dos gomas deshechadas. 
Paso 2: Lavé el interior de la goma. Usé agua y jabón. Luego enjuagué con agua y vinagre. Ésta área puede servir como reserva de agua una vez siembres en las gomas.
Paso 3: Preparé el área donde colocaría la siembra. Eliminé yerbajos, piedras o cualquier material que puediera obstruir el crecimiento saludable de mis hortalizas.
Paso 4: Rellené hasta arriba el interior de las gomas con una mezcla de composta y topsoil. Tenía varios tiestos con tierra y nada dentro de ellos.
Paso 5: Sembré varios bejucos de batata.


Abona tu vida.

About the author

Huertera, productora de contenidos, conferenciante sobre tendencias en la agricultura urbana. Directora de Agrochic™.